La galería ROLF ART inauguró una nueva muestra de Marcos López, “Autorretrato en la habitación”, un conjunto de fotografías vintage de la década del ´80 que retratan el perfil íntimo y preciosista de la obra de un artista tan versátil como profundo. Sus fotografías de la serie Blanco y Negro ponen al desnudo una faceta más desconocida de su producción que retrata con belleza una estética de la vida cotidiana propia de una época.

El cuartito empapelado tiene que ver con la casa de mis padres. Santa Fe. La textura emocional de mi juventud y de lo que soy como persona. Mi fotografía no habla de otra cosa que de la melancolía y de la ausencia. Traté de taparlo con el barroco carnavalesco del Pop Latino pero no lo logré. Pasan los años y cada vez me identifico más con los empapelados floreados, con los retratos hechos en tiempo prolongado y luz de ventana…

Puedo decir que soy la textura de los tejidos de crochet que tejían mis tías. Soy las flores del empapelado. Los silencios. Los deseos reprimidos que muestran estas fotos. El resto, el colorinche, es puro cuento.

Marcos López, junio 2015.